Profundiza en tu práctica – Libros de yoga recomendados

“Profundiza en tu práctica 2016” – sería el tema de este año. Del equipo de La Shala vamos a intentar a lo largo de los siguentes meses proponerte diferentes manera de profundizar en tu práctica de yoga. Primero consideramos que tienes que tener una práctica constante, y luego cuando surgen las ganas y interés de ir un poco más allá de las clases, es cuando empiezas a buscar información, detalles, consejos y haces tu propia investigación. Yoga es una práctica de auto-indagación. Confia en tu intuición y busca tu propia manera de profundizar en TU práctica. Vamos a intentar a darte alguna propuesta cada mes.

"Comprométete contigo y entonces verás los resultados"

No soy muy dada a escribir, tampoco compartir las opiniones en papel (en este caso pantalla) porque los momentos y los pensamientos siempre son cambiantes. Así suelo reservar este medio de expresión para explorar mi creatividad y soltar aquello que a veces se enquista. Pero bien sí es cierto, que lo que no se escribe no perdura, y menos si no se comparte. Me gustaría entonces compartir, sin pretensiones, algún capítulo de mi camino en la práctica y en la vida que han dejado huella en mi Ser y que tal vez pueda resonar con las experiencias de otras personas.

Desde el primer momento me enamoré de la práctica, descubrí otra dimensión de moverse

Pues… hace unos 10 años, cuando yo estaba terminando mis últimos2 años de la carrera de danza en Chile, de hecho mi maestra de Ballet era profesora de kundalini, era muy bonito porque ella vestía de blanco y su manera de enseñar en la técnica usaba muchos conceptos del yoga que sólo ahora entiendo. Entonces desde muy chica, desde los 17 años que conocí lo que era mula-bandha, pranayama pero sin entender mucho el contexto. Ella siempre nos hablaba de eso en clases, pero claro en ese momentoyo no entendía que había estilos de yoga ni nada, fue una cosa completamente circunstancial,  pero siempre estuvo ahí. Y luego hubo un año que estuve en un proyecto de danza y una de las chicas era ashtangui y practicaba con la que fue mi primera profesora Loreto Cortés, que en aquel momento era la única que enseñaba Ashtanga en el método tradicional en Santiago de Chile.

"Y si nos apuntamos a una clase de yoga esta tarde?"

Aún me parece ayer cuando, sentada en un puestecito de chai en Rishikesh mientras me fumaba un cigarrillo, mi compañera de viaje de entonces me dijo “Y si nos apuntamos a una clase de yoga esta tarde?”. Y desde el momento en que entré en aquella sala, con ese intenso olor a incienso y donde un hermoso Ganesha, pintado en la pared, reposaba su drishti sobre nosotros, le dí la bienvenida al yoga en mi vida y el más grande y natural cambio en mi empezó a suceder. Ese primer Surya Namaskar marcó el comienzo de una nueva etapa en mi vida. Mi etapa...

"¿Tu práctica postural de Yoga, sustenta y nutre tu vida?"

¿Tu práctica postural de Yoga, sustenta y nutre tu vida?

Yoga como auto-indagación (y así entiendo el Yoga) permite que cualquier experiencia (o toda) que aparezca en tu vida sea una oportunidad para ello, para indagar. Para indagar en nuestra experiencia humana; volviéndonos más sensibles a nuestras acciones y a los impactos de estas acciones.
Esta indagación la podemos hacer en cualquier actividad de nuestra vida y sobre la esterilla (en la práctica postural de yoga) y claro, en la aparente quietud de meditación.
Cualquier momento es una oportunidad para sentir, lo que sea que está sucediendo y responder a ello, de la manera que sea disponible para ti en esa situación.

"Do real Sadhana, my dear children, do real Sadhana"

“Do real Sadhana, my dear children, do real Sadhana”, cantaba Swami Sivananda. Seas abogado, ingeniero, médico, profesor, conductor de taxi, empresario o comerciante, no importa lo que hagas, sé un Sadhaka (practicante, verdadero buscador espiritual). La Sadhana es la práctica espiritual diaria, es una auto-disciplina de la mente y del cuerpo para servir al alma, nos permite expresar el Infinito dentro de nuestro Ser.

"Solía ser una persona muy ocupada, llena de preocupaciones y ansiedades por el futuro."

“Cultivar una práctica cotidiana de yoga no fue fácil para mi, solía ser una persona muy ocupada, llena de preocupaciones y ansiedades por el futuro. Me gustaba estar en forma y cuidar mi alimentación, pero no tenía mucha conciencia de cómo era yo, de cómo eran mis sentimientos o mis emociones conmigo misma. Sólo me dedicaba a reaccionar ante todo.
“Uno de los pasos que seguí para comenzar una práctica y cultivarla fue conseguir un maestro que me inspirara“

"Estamos todos en el camino y de vez en cuando nuestros caminos se cruzan y compartimos momentos preciosos"

“Una práctica regular es esencial para que el sistema de yoga empiece a funcionar”

En teoría parece tener mucho sentido y estamos de acuerdo con ello, pero luego cuando tenemos que cumplir – llega la parte difícil. Incluso los practicantes más dedicados y serios van a tener esos días en que se levantan, sienten pereza y no les apetece hacer la práctica. Cuando escuchamos que alguien practica todos los días, a veces pensamos – “Yo no puedo hacerlo, no tengo el tiempo”. Yo diría, sí, a veces es verdad que no vamos a tener el tiempo para hacer una práctica de 2 horas al día. Pero muchas otras veces encontramos las excusas para no hacerlo; a menudo preferimos dormir 15 min más en vez de levantarnos y aprovechar este tiempo, por poco que sea, 10 min de meditación y 5 saludos al sol marcarán una diferencia. Llevo practicando desde hace más de 8 años, desde hace 6 con práctica diaria.

"Al menos una vez al día escuchamos un ‘No tengo tiempo’ o ‘Le faltan horas a mi día’… ¿Realmente, es así?"

“El tiempo es oro, valioso y parece ser escaso para la mayoría de las personas. Al menos una vez al día escuchamos un ‘No tengo tiempo’ o ‘Le faltan horas a mi día’… ¿Realmente, es así? Durante un período me he preguntado esto muchas veces. Y mi conclusión es que no.

Cuando estamos de vacaciones o pasándolo bien en nuestro tiempo libre, las agujas del reloj dan vueltas rápidamente. Sin embargo, al estar esperándole a alguien o si nos encontramos ante una situación estresante y negativa, el momento parece eterno. Pero no es por el tiempo en sí, es por nuestra percepción del tiempo, pues el tiempo es relativo.